2020-03-24 LEER MAS

CIRCULAR 4390

APLAZAMIENTO DE LAS DEUDAS TRIBUTARIAS.

Desde el Gobierno de la Nación, se ha previsto la posibilidad de aplazar los pagos de las deudas que generan los tributos cuyo cumplimiento hay que realizar en este periodo.

  • Según el R.D.L. 8/2020, art 33.1 algunos plazos se pueden aplazar, como los aplazamientos ya concedidos, hasta el 30 de abril. Esta prórroga es automática; no requiere ninguna actuación por parte del contribuyente.
  • Y según el R.D.L. 7/2020, art 14, se pueden aplazar las deudas que venzan hasta el 30 de mayo, (por ejemplo, los impuestos del primer trimestre) hasta 6 meses, los 3 primeros sin intereses.

 La Agencia Tributaria ha puesto toda la información referente a este supuesto en el siguiente link.

https://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Le_Interesa/2020/Instrucciones_Aplazamiento.pdf

Es muy importante saber que lo que se aplaza es el pago del tributo, no la declaración. Es decir, se tienen que realizar las declaraciones de los tributos. Y lo que se aplaza es el pago de estos.

El pasado día 20 de marzo, ha entrado en vigor la Orden HAC/253/2020, de 3 de marzo, por la que se aprueban los modelos de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio, ejercicio 2019, se determinan el lugar, forma y plazos de presentación de los mismos, se establecen los procedimientos de obtención, modificación, confirmación y presentación del borrador de declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, y se determinan las condiciones generales y el procedimiento para la presentación de ambos por medios telemáticos o telefónicos. Publicada en el BOE de 19 de marzo de 2020. En la misma no existe ninguna especialidad determinada por la declaración del Estado de Alarma. Seguramente, según se vaya desarrollando la crisis, pudiera existir algún cambio.

——————————————————————————

Cuota Autónomos y concesión de la prestación

Los trabajadores autónomos a los que la Seguridad Social les cobre la cuota, y posteriormente reciban la prestación de ayuda que el Gobierno aprobó la pasada semana como consecuencia de la crisis del coronavirus, recibirán la devolución del pago de manera automática.

Así lo aseguran fuentes del ministerio de Seguridad Social, explican que «la Tesorería de la Seguridad Social devolverá las cuotas que hayan ingresado los trabajadores autónomos cuando se superpongan con la prestación extraordinaria por cese de actividad, sin que tengan que solicitarlo, y una vez que se verifique el ingreso de las cuotas y la concesión de la prestación«.

De esta manera, el departamento dirigido por José Luis Escrivá trata de solventar una de las grandes inquietudes de los autónomos, y subraya que el proceso será automático ya que hasta el momento fuentes oficiales habían apuntado de que el proceso podría precisar un requerimiento por parte de los afectados.

Pero, al mismo tiempo, la aclaración conlleva que, efectivamente, muchos autónomos tendrán que adelantar el pago de la cuota en una situación económica muy compleja y que el Ejecutivo descarta la cancelación del pago de marzo, tal como solicita la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) en el carta que ayer remitió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

——————————————————————————

APLAZAMIENTOS

El primer Real Decreto de emergencia contra el coronavirus solo dio un respiro a pequeñas pymes y autónomos con las obligaciones tributarias. El Gobierno concedió un aplazamiento en el pago de impuestos solo para aquellas empresas y autónomos con un volumen de facturación inferior a seis millones de euros anual y hasta un máximo de 30.000 euros. Pero la situación por el coronavirus desde el pasado 13 de marzo se ha agravado y el calendario tributario para empresas y autónomos sigue corriendo y la próxima semana se enfrentan a la primera gran fecha que marca la Agencia Tributaria para realizar las declaraciones de IVA de febrero, en mitad de una paralización física de la Administración, como consecuencia de las medidas adoptadas para frenar la epidemia.

Este martes el Consejo de Ministros tendrá encima de la mesa aprobar el aplazamiento de las declaraciones y autoliquidaciones que afectan a empresas y autónomos, según informan fuentes del sector privado que mantienen estos días contacto con el Ejecutivo. Desde asociaciones fiscales a empresariales, están defendiendo desde el principio de la crisis, que manera temporal se retrasen la presentación de las declaraciones de los principales impuestos, más allá de las medidas adoptadas para pymes y autónomos y en línea a la moratoria para afectados por el coronavirus en las hipotecas.

La Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) reclama diferir impuestos para paliar los déficits de liquidez de las empresas en Impuesto sobre Sociedades, IVA, al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Los asesores fiscales echan en falta «sensibilidad a la hora de entender el posible incumplimiento forzado de obligaciones tributarias como consecuencia de la situación tan extraordinaria en la que nos encontramos, sensibilidad que sí ha quedado demostrada al abordarse posibles situaciones de fuerza mayor en los ámbitos del derecho civil, administrativo, o laboral».

Gran parte de las gestiones tributarias se hacen vía telemática, pero los gestores denuncian que la actual situación de confinamiento ralentiza la comunicación entre los despachos profesionales que tramitan las declaraciones y las empresas. Muchos contribuyentes necesitan desplazarse para proporcionar los datos a los gestores. «Esto va a resultar muy difícil, puesto que la mayoría de firmas legales y de asesoramiento fiscal están ya utilizando el teletrabajo, siguiendo las recomendaciones del Gobierno», explican desde AEDAF.

«Ante situaciones extraordinarias, medidas extraordinarias», reclaman los gestores

Este tipo de medida ya ha sido adoptada por varios países del entorno europeo dentro de los paquetes de de urgencia aprobados. Alemania, Italia, Portugal o Grecia han optado ya por aplazar los plazos para presentar autoliquidaciones en IRPF e IVA para dotar de liquidez al tejido productivo.

Desde la patronal catalana Fomento del Trabajo, Josep Sánchez Llibre, la semana pasada envió una carta al Gobierno demandando el aplazamiento del pago de impuestos en tres meses «con independencia de su importe y sujetos que la realicen; sin intereses y que la cantidad aplazada pudiera ser fraccionada en los seis primeros meses».

En esta línea también se manifestó los fiscalistas del Consejo General de Economistas al considerar necesario ampliar el plazo de las autoliquidaciones y agilizar aplazamientos y fraccionamientos de deudas tributarias para empresas que no se consideran pymes , En concreto apuntaban a la modificación del plazo de presentación del IRPF e Impuesto sobre el Patrimonio de 2019, así como para la declaración del Impuesto sobre Sociedades para ejercicios iniciados en 2019.

Según el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, «en nuestro país existen muchas empresas que, aunque continúan en funcionamiento, lo están haciendo a un menor nivel y que, además, cuentan con fondos de maniobra muy limitados, por lo que también deberían recibir apoyos por parte del Gobierno, como, por ejemplo, aplazando el pago del próximo 30 de marzo del IVA y de las cuotas a la Seguridad Social, así como los pagos fraccionados de Sociedades, las retenciones del IRPF y el IVA, que habrán de hacerse en abril». Estás medidas temporales «podrían ser asumibles por el Estado», comenta Pich, quien ha recalcado que «no estamos hablando de condonación, sino de aplazamiento; ante situaciones extraordinarias, medidas extraordinarias». 

De momento, la Agencia Tributaria no se ha manifestado oficialmente sobre si el período que dure el estado de alarma computará a efectos de plazos de duración máxima de procedimientos, de caducidad o de prescripción. De hecho, el Ministerio de Hacienda mantiene para el próximo día 1 de abril el inicio de la campaña de la Renta y Patrimonio de 2019, que finalizará el 30 de junio.

——————————————————————————

Aplazamientos IBI y IVTM

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado el aplazamiento del cobro de los impuestos sobre vehículos de tracción mecánica y el impuesto de bienes inmuebles (IBI) durante dos meses para aliviar la situación económica de las familias cordobesas confinadas por la declaración del estado de alarma derivado del coronavirus. De este modo, el impuesto de vehículos podrá abonarse hasta el 5 de junio y el IBI, desde el 19 de junio hasta el 20 de agosto.

——————————————————————————-

Préstamos y avales públicos

El Consejo General de Agentes Comerciales de España está articulando con las entidades financieras con las que mantiene acuerdos especiales de colaboración para garantizar medidas de apoyo financieras a nuestro colectivo en esta situación de emergencia económica y social. 

Medidas como pólizas de crédito y préstamos en condiciones especiales que faciliten la fluidez de la liquidez en unos momentos complicados para unos profesionales autónomos que, en muchos casos, pueden verse obligados a reducir o cesar su actividad dadas las características propias de nuestra profesión.

Esta medida permitirá reforzar y apoyar la adoptada por el Consejo de Ministros, que ha aprobado una línea de avales de garantías públicas para facilitar liquidez a empresas y  autónomos por importe de 100.000 millones de euros. A este respecto, el Presidente ha reclamado que la financiación “debe llegar de manera efectiva a los autónomos y a las pymes que lo necesitan para que la economía no quede congelada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *