2. Aplazamientos

actualizable 15/04/2020

Aplazamiento de la cuota de autónomos y de deudas con Seguridad Social

Afectará a aquellos trabajadores autónomos que no tengan derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad. El aplazamiento de la cuota de autónomos, que no consiste en una suspensión o bonificación del pago sino en una moratoria.  Este aplazamiento de las cotizaciones durante seis meses y sin interés. El periodo de devengo en el caso de empresas sería el comprendido entre abril y junio de 2020, mientras que en el caso de los autónomos sería el comprendido entre mayo y julio de 2020.

Las solicitudes de moratoria deberán comunicarse a la Tesorería General de la Seguridad Social dentro de los 10 primeros días naturales de los plazos reglamentarios de ingreso correspondientes a los períodos de devengo señalados en el apartado primero, sin que en ningún caso proceda la moratoria de aquellas cotizaciones cuyo plazo reglamentario de ingreso haya finalizado con anterioridad a dicha solicitud.

La concesión de la moratoria se comunicará en el plazo de los tres meses siguientes al de la solicitud, a través de los medios señalados en el apartado segundo de este artículo. No obstante, se considerará realizada dicha comunicación con la efectiva aplicación de la moratoria por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social en las liquidaciones de cuotas que se practiquen a partir del momento en que se presente la solicitud.

Si el trabajador autónomo o la pyme adquiere deudas con la Seguridad Social y el plazo de ingreso es entre los meses de abril y junio de 2020, también podrá solicitar el aplazamiento del pago con un interés del 0,5%, siempre que no tuviera deudas anteriores.

Lo que no se dijo en el anuncio y sí se especificó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) es que el aplazamiento de las cuotas de autónomos se podrían realizar a partir de mayo. Por tanto, si el Gobierno no se pronuncia de forma contraria, los autónomos que no disfruten del cese de actividad habrán de pagar también la cuota de abril.

APLAZAMIENTO DE LAS DEUDAS TRIBUTARIAS.

Desde el Gobierno de la Nación, se ha previsto la posibilidad de aplazar los pagos de las deudas que generan los tributos cuyo cumplimiento hay que realizar en este periodo.

  • Según el R.D.L. 8/2020, art 33.1 algunos plazos se pueden aplazar, como los aplazamientos ya concedidos, hasta el 30 de abril. Esta prórroga es automática; no requiere ninguna actuación por parte del contribuyente.
  • Y según el R.D.L. 7/2020, art 14, se pueden aplazar las deudas que venzan hasta el 30 de mayo, (por ejemplo, los impuestos del primer trimestre) hasta 6 meses, los 3 primeros sin intereses.

 La Agencia Tributaria ha puesto toda la información referente a este supuesto en el siguiente link.

https://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Contenidos_Comunes/La_Agencia_Tributaria/Le_Interesa/2020/Instrucciones_Aplazamiento.pdf

Es muy importante saber que lo que se aplaza es el pago del tributo, no la declaración. Es decir, se tienen que realizar las declaraciones de los tributos. Y lo que se aplaza es el pago de estos. Seguramente, según se vaya desarrollando la crisis, pudiera existir algún cambio.

La letra pequeña del aplazamientoEn el procedimiento de solicitud el contribuyente ha de completar la «Fecha primer plazo», a contar un periodo de seis meses desde el fin de plazo ordinario de presentación de la autoliquidación. Recomendamos no extenderse más allá de los tres meses en el pago ya que es en este periodo cuando no se aplicarán intereses ni recargos, lo que supondrá un ahorro para el bolsillo. Según esto último, si la cuota de IVA a ingresar es de 500 euros, y se paga en los tres primeros meses, el importe será de 500 euros. Pasado ese periodo de tres meses, se pagaría la mitad de lo que correspondería normalmente. En la actualidad, el interés de demora está establecido en un 3,75%.

¿Qué impuestos toca presentar en este primer trimestre fiscal de 2020?

Entre los impuestos tributarios (más habituales) que el trabajador autónomo tiene que presentar en el trimestre inicial del ejercicio 2020 figuran:

  • Modelos de IRPF (pago fraccionado y retenciones: modelo 130 o 131, modelo 111, modelo 115.
  • Modelos de IVA: modelos 303, modelos 309 y modelo 349.

Aplazamiento de presentación no, aplazamiento de impuestos sí

El Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19 aprobó la de todas aquellas deudas, afectadas o no por esta crisis, derivadas de liquidaciones y autoliquidaciones entre el 13 de marzo de 2020 y el día 30 de mayo de 2020, ambos inclusive. Ahora bien, esto no exime a los trabajadores autónomos y las pymes de la presentación de las declaraciones en los plazos previstos. Le trasladaremos instrucciones y novedades próximamente. A día de hoy no se han ampliado ni prorrogado los días de presentación, sigue siendo del 1 al 20 del mes de Abril y hasta el 15 caso de domiciliar el pago. Si se opta por solicitar el aplazamiento y/o fraccionamiento del pago el plazo para ello también será el día 20. No obstante se debe considerar que todas estas instrucciones pueden verse alteradas en los próximos días

Aplazamiento de la presentación de impuestos por la crisis del coronavirus

Llega in extremis el ansiado aplazamiento de la presentación de impuestos. Los autónomos que aún no hayan hecho frente a sus obligaciones del primer trimestre del ejercicio 2020 cuentan con una nueva fecha de vencimiento del plazo de presentación.

Será el 20 de mayo, y no el 20 de abril como se establece generalmente en el calendario fiscal,

Llega tan solo un día antes del vencimiento del plazo ordinario del pago de impuestos con domiciliación bancaria. Extraordinariamente, los autónomos y las asesorías fiscales podrán extender este plazo se hasta el 15 de mayo.

Esta extensión del plazo de presentación y pago de impuestos hasta el próximo 20 de mayo, para autónomos y pymes con un nivel de facturación inferior a 600.000 euros, afectará principalmente a las siguientes declaraciones trimestrales:

Modelo 303 de declaración trimestral de IVA.

Modelo 130 y 131 de pago fraccionado del IRPF.

Pago fraccionado del Impuesto de Sociedades.

La declaración de la Renta 2019 queda, por tanto, fuera de este aplazamiento de presentación de impuestos.

Los Agentes Comerciales Colegiados autónomos acceden a ventajas fiscales exclusivas que no están al alcance de otros profesionales. Además, las cuotas que abonas a tu Colegio también son gastos deducibles en tu declaración del IRPF, dado que son obligatorias para el ejercicio de la profesión por la que se declaran los ingresos

Deducción cuotas colegiales: En cuanto al IRPF, en la relación por cuenta ajena, las cuotas de colegiación son deducibles para el colegiado (persona física) en los rendimientos de trabajo personal, en tanto son obligatorias para el ejercicio de la profesión por la que se declaran los ingresos. El límite anual es de 500 euros anuales. Si la empresa contratante abona las cuotas de sus colegiados en plantilla, esto podrá ser un gasto deducible para la sociedad (I Sociedades), en tanto que para el colegiado es una retribución en especie por la que habrá de declarar en su IRPF. Si el colegiado declara en actividades económicas, y, considerando que éste es un gasto necesario para la obtención de ingresos, también sería un gasto deducible.